jueves, 16 de junio de 2016

Las mejores sandalias para salir de fiesta



Con la cercanía de la temporada veraniega, llega el momento de guardar en el armario la ropa y los zapatos de inverno y dar protagonismo a los tejidos, tendencias y calzados veraniegos. En el ámbito de los zapatos de verano, no nos cansaremos nunca de decir las sandalias son las absolutas protagonistas. Y con mucha razón. Existen muchos tipos de sandalias entre las que puedes elegir y, sean cuales sean tus gustos, tus necesidades y las actividades que pretendes realizar, te aseguramos que existe un modelo de sandalias perfecto para ti. Pero, en las siguientes líneas, no vamos a centrarnos en un modelo de sandalias en concreto, sino que queremos presentarte algunos consejos que te ayudarán a elegir las mejores sandalias para salir de fiesta para ti. ¿Quieres saber cuáles son los trucos más prácticos para escoger las mejores sandalias de fiesta posibles?

- Ten muy en cuenta el calor. Esta recomendación parece muy obvia, ¿verdad? ¡Son unas sandalias para salir de fiesta durante el verano! ¡El calor se da por sentado! Sin embargo, esto es más importante de lo que en un principio pudiese parecer. Debemos tener en cuenta que nuestros pies suelen hincharse y dilatarse con el calor, además que pueden llegar a sudar de una forma más o menos copiosa, lo que puede dificultar nuestros movimientos durante nuestra noche de fiesta. Cuando nos probamos unas sandalias nuevas en una zapatería o en nuestra casa después de pedirlas por internet, solemos encontrarnos en un ambiente más o menos fresco y lo más probable es que nuestros pies no hayan tenido que aguantar las altas temperaturas y el cansancio que les acompañarán durante una noche de fiesta después de un largo día de diversión. Por lo tanto, la impresión general que te pueden dar no será la misma. Una sandalia de fiesta que te quede justa cuando te la pruebes probablemente te resultará bastante incómodas cuando tu pie se hinche ligeramente como consecuencia del calor. Por lo tanto, no dejes de tener esto en cuenta cuando te compres unas sandalias de fiesta y asegúrate de escoger un modelo que te permita que tu pie tenga algo de sitio para expandirse mientras lo llevas puesto.

- Piensa en el sitio en el que se va a celebrar la fiesta. Durante el invierno, todos damos por sentado que una fiesta se celebrará bajo techo, pues no hay muchas alternativas. Sin embargo, en verano sí las hay y necesitarás un tipo de sandalia distinta si planeas ir a una fiesta en la playa, a una que se realiza en un jardín al aire libre o en una que va a celebrarse bajo techo. Esto es muy importante, pues tendrás muchas dificultades para caminar si vas, por ejemplo, con unas sandalias cerradas con un tacón tipo stiletto a una fiesta en la playa. Por lo tanto, ten muy en cuenta el tipo de fiesta a la que vas a acudir a la hora de escoger tus sandalias. Es algo realmente fundamental.

- Escoge unas sandalias hechas con materiales de calidad. Una cosa que muchas hacemos es comprar varios pares de sandalias baratas con el objetivo de tener una mayor cantidad de variedad en nuestro armario. Las sandalias hechas con materiales enormemente baratos proliferan durante el verano y son muy consumidas. Sin embargo, nosotros te recomendamos que prestes una atención muy especial a los materiales a la hora de comprar unas sandalias y, especialmente, en el caso de las sandalias de fiesta. Unas sandalias hechas con un material de mala calidad puede llegar a mancharte el pie, romperse en el momento más inesperado, calentarse en demasía y llegar a quemarte o tener una suela tan fina que las plantas de tus pies acaben sufriendo las consecuencias. Por lo tanto, a la hora de escoger unas sandalias de fiesta, ten muy en cuenta que deben ser lo suficientemente resistentes para proteger tus pies durante toda la noche, para que no sufran contratiempos que te hagan daño y para soportar unas temperaturas que pueden llegar a ser extremadamente altas. Si bien no tienes que gastarte una millonada en cada par de sandalias de fiesta que te compres, es importante que prestes atención a los materiales para asegurarte de que no te harán daño ni te estropearán la fiesta.

- Asegúrate de que tus sandalias tienen una buena suela. Este consejo vale tanto para las sandalias planas como para aquellas que tienen plataforma o tacón. Muchas sandalias de verano son extremadamente ligeras, hasta el punto de que su suela es poco más que una fina plantilla de cuero o de plástico. Sin embargo, aunque en un principio este tipo de sandalias de suela fina pueden resultarte cómodas, con el paso de las horas, la planta de tus pies empezarán a sufrir las consecuencias de ello. Cuando no existe una buena protección entre la planta de tus pies y el suelo, los impactos repetitivos que se producen al andar, correr o bailar acabarán por afectar negativamente a tus pies, dañarán tu piel y te acabará provocando una gran cantidad de dolor. Por lo tanto, no te dejes engañar por la idea de que las sandalias con una suela ligera serán más fresquitas, pues tu comodidad y tu bienestar son lo más importante.


¡Sigue nuestros consejos y podrás escoger unas preciosas sandalias con las que podrás disfrutar de una fiesta que durará hasta el amanecer! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario